Publicado el Deja un comentario

Ritual de Lluvia

Ritual para llamar a la Lluvia:

Esta clase de Rituales suelen verse en todas las culturas antiguas del mundo, si bien tienen métodos diferentes, los conceptos y bases son las mismas. Antiguamente se los utilizaba para asegurar buenas lluvias en los periodos de siembra y cosecha, aunque hoy en día lamentablemente por el cambio climático y calentamiento global los Rúnamál recurrimos a ellos para combatir el fuego que se desata como consecuencia de las malas prácticas humanas. En este aspecto es importante aclarar que el brujo, no importa de la rama que sea, siempre vela por la madre tierra y está comprometido con generar conciencia del daño al medio ambiente, y es muy común ver que los verdaderos brujos participan de manera activa en restaurar bosques, limpiar ríos y lagos, etc (energéticamente, espiritualmente y físicamente hablando).

Elementos: Una piedra para el talismán, tinta o cincel para grabar el mismo, Cuenco con agua de lluvia en lo posible o corriente de agua natural.

Preparación: realiza tu meditación habitual o enraizamiento para conectar con la Madre Tierra.

Llamado: realiza el llamado a tu divinidad, a tus energías guías, la madre luna o simplemente a la Madre Naturaleza,

Grabado: toma la piedra y grana el símbolo sagrado de la Rana de Lluvia. Mientras lo grabas habla, mental o en voz alta, con tu divinidad transmitiéndole el propósito de este talismán: “Querida Diosa te pido escuches mi pedido y me acompañes en este momento. Grabo este símbolo sagrado en la piedra para solicitar lluvia. Que el cielo despejado se colme de nubes, que se perciba en el aire la humedad, que el agua llegue a todos los rincones y nutra la tierra, que la lluvia llegue para que la vida vuelva a nacer en estas tierras.

Consagro este talismán en tu nombre, con este solo propósito y cuando la tarea este completa lo haré volver a la tierra donde pertenece”.

Al terminar de grabarlo sumérgelo en el cuenco de agua y sin soltarlo de tus manos, cierra los ojos y visualiza cada lugar afectado por la sequia o el fuego, visualiza como la noche trae las nueves llenas de agua y la lluvia comienza a caer cada vez más y más fuete, limpiando y purificando cada rincón de la tierra dejando todo listo para que la vida vuelva a brotar.

Luego  deja el talismán dentro del cuenco de agua. A la noche siguiente vuelve a reforzar tu pedido poniendo las manos sobre el agua y visualizando la lluvia en los lugares que desees y así hasta que el propósito sea completado.

Cuando el proceso se complete lleva el talismán a un espacio natural que consideres apropiado, agradece por su servicio y déjalo en la tierra (puede ser en un huequito de tierra no muy profundo u orilla de un río, arrollo, lago o lugar cercano al agua, recuerden que las Ranas les gustan los lugares húmedos).

Te dejamos este Vídeo para que puedas crear y consagrar tu talismán de lluvia:

Opt In Image
Te gusto este articulo?
Recibe por mail tu regalo gratis!!!

Si deseas que te informemos cada vez que sacamos una guía gratuita, curso gratuito, info. clase o articulo referente al mundo de las Runas y la Magia. Solo debes Suscribirte dejando tu nombre y mail. Al hacerlo te estaremos enviando la Guía de "Introducción a las Runas"!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *